¿Sabes por que los sitios web fracasan?

El 90% de los sitios web de empresas tradicionales fracasan

Desde hace muchos años la gran mayoría de empresas tradicionales y emprendedores se convencieron de que en Internet todo es más sencillo, más económico e inmediato, en pocas palabras, “Se puede ganar dinero fácilmente”.

No es mentira que la inversión que se realiza entorno al Internet es significativamente más económico que el entorno físico, tomando en cuenta que un sitio web es una sucursal virtual del negocio y la publicidad en Internet es mucho más económico y efectiva que en los medios tradicionales.

Esto no significa necesariamente que es sencillo de lograr, hoy en día existen millones de sitios web que no aportan absolutamente nada al emprendedor o para la empresa, convirtiéndose en un sitio web mediocre que se encuentra a la deriva, sin producir ganancias y al ser una inversión económica no afecta significativamente las perdidas que estas generan el negocio.

La clave del éxito de todo negocio en el área web es la asesoría de profesionales, para la mayoría de emprendedores, la gerencia web es un misterio, incluso para algunos es un área que no existe. Sumado a esto, muchas agencias de diseño web o marketing digital cuentan con una asesoría para sus clientes bastante escasa, limitándose a aceptar todo lo que solicitan sus clientes sin importarles algo más que cobrar el trabajo.

Esto lleva a la frustración gracias a las altas expectativas que se generan por la falta de conocimiento y el poco éxito que genera la mayoría de sitios web por la ausencia de una buena asesoría. Pero vamos a lo importante:

¿Por qué fracasan la mayoría de las páginas web?

Ausencia de estrategias

En su gran mayoría los emprendedores y las empresas carecen de una estrategia de mercado en concreto, siempre tienen muy claro su objetivo (que en muchos casos es vender) pero no desarrollan una estrategia y un proceso para lograr dicho objetivo. En mi experiencia desarrollando sitios web he podido ver casos de clientes que me contactan sin tener claro el propósito del futuro sitio web y en muchos casos sin tener idea del contenido que publicaran en este.

Sin la asesoría ni formación en mercadotecnia es muy probable que no logran conectar el marketing con su página web, por lo mismo mandan a elaborar ingenuamente la realización de piezas aisladas, sin guía, propósito o coherencia. Como toda pieza comunicacional corporativa, una página web es una herramienta. La forma y naturaleza de dicha herramienta depende exclusivamente del propósito que se le de a ésta, y eso depende de las particularidades de la estrategia de mercadeo.

Imagínate que tú fabricas herramientas y te toca la tarea de fabricar una “herramienta” pero el cliente no sabe para qué la va a usar; ¿qué harías, cómo lo harías, por dónde comenzarías?.

Recibe pocos visitantes

Otro problema es que no tener suficientes visitas a la página. Supongamos que te desarrollaron un sitio web robusto, completo, con información útil, pero pocas personas llegan a el sitio, pocos la conocen.

Un sitio web como mencionamos más arriba, funciona similar a una sucursal de tu negocio, el trabajo de tu sucursal web no termina al tenerla online, eso solo es el comienzo, todo sitio web que necesita visitas debe desarrollar una estrategia de posicionamiento SEO y estar conectada con redes sociales.

Imagine un local comercial. Tiene un local espectacular, con un llamativo aviso, bien decorado, música agradable, aromas que evocan gratos recuerdos, luz cálida, el inventario adecuado, las personas que atienden son maravillosamente amables… pero entran muy pocos clientes. Las personas pasan por la acera del frente, pero no se percatan de su negocio. Esto le puede estar pasando a su página web.

Sin llamado a la acción

Hay muchos casos que el sitio web tiene muy buen contenido y diseño pero falla al no decirle a su visitante cual es el siguiente paso, en pocas palabras no invita al visitante a tomar una acción.

Nuestros visitantes tienen que tener un llamado claro y directo en lo que queremos que haga una vez este en nuestro sitio web, invitarlo a un siguiente paso, por ejemplo; “ingrese aquí sus datos”, “descargue documento”, “inscríbase aquí”, “compre aquí” o “envíe un mensaje para chatear con un representante”, si esto no existe nuestros visitantes llegan y se van sin novedad.

Tenemos visitantes en nuestro local comercial, lo más natural es saludarlos y decirles “ya que usted llegó a nuestro ‘local’, ¿le gustaría seguir en contacto?”, “¿le gustaría conocer más tips de los que tenemos acá?”, “¿le podemos ayudar en algo más… a cambio de su nombre y correo electrónico?”

No conocer el publico objetivo

No definir quién es el público objetivo del sitio web es un gran error. La demografía se ha utilizado por generaciones enteras en el marketing, solo conociendo a el público que se quiere alcanzar se puede definir el propósito del sitio web, desarrollar la estrategia para atraer los visitantes que esten interesados en los productos o servicios publicados y definir llamados a la acción para estos.

Hay que conocer a los clientes: ¿De donde son? ¿Son hombres o mujeres? ¿Qué edad tienen? ¿Dónde están ubicados? ¿Qué hacen para vivir? ¿Prefieren un email o una llamada telefónica?.

Recuerda que al buen gerente lo hacen las buenas actitudes y la buena asesoría.

He realizado este articulo con la intención de asesorarte, si necesitas una asesoría o guía más personalizada te puedes comunicar conmigo y con gusto te atenderé o puedes buscar asesoría en tu agencia de marketing o publicidad de confianza, pero no esta de más ofrecer.

Conversemos
2019-02-06T00:26:08+00:00

Sobre mi trabajo

Más de 8 años trabajando con diseño gráfico y desarrollo de identidades visuales y un poco más de 5 años creando sitios web y ofreciendo soluciones en el entorno web, combinando todos mis conocimientos en diseño digital, identidad visual y desarrollo web he trabajado en múltiples proyectos en distintos países tales como; Venezuela, Panamá, EEUU, Chile, España, entre otros.

Trabajos recientes